Avatar mr_dkdnt

Ricardo III

QUEEN ELIZABETH
Oh, who shall hinder me to wail and weep,
To chide my fortune, and torment myself?
I'll join with black despair against my soul,
And to myself become an enemy.


¿Quién me impedirá que gima y llore
para imprecar contra mi suerte y atormentarme?
Me uniré con la negra desesperación contra mi alma,
y me haré enemiga de mi misma.



Ricardo III
William Shakespeare




el 05 February 2018 en London, Ontario, Canada 157 Vistas



Avatar mr_dkdnt

Mr_dkdnt el 06/02/2018

Duquesa: ¡Ah, tengo tanta parte en tu tristeza como si tuviera derechos en tu noble marido! He llorado la muerte de un digno marido, y he vivido mirando sus imágenes: pero ahora dos espejos de su egregio aspecto están quebrados en trozos por la maligna muerte, y yo, para consolarme, sólo rengo un espejo falso, que me aflige cuando veo en él mi vergüenza. Tú eres viuda, pero tú eres madre, y te ha quedado el consuelo de tus hijos: mientras que la muerte me ha arrebatado de mis brazos a mi marido y me ha quitado dos muletas de mis débiles manos: Clarence y Eduardo. ¡Ah! ¡Cuánta razón tengo -si tu dolor no es ni la mitad que el mío- para superar tus quejas y ahogar tus clamores!

Hijo: ¡Ah tía! Tú no lloras por la muerte de nuestro padre: ¿cómo podemos ayudarte con nuestras lágrimas de parientes?

Hija: Nuestra angustia sin padre quedó sin llorar: ¡quede igualmente sin llorar tu dolor de viuda!

Isabel: No me deis ayuda en el lamento; no soy estéril para dar a luz quejas: ¡todas las fuentes llevan corrientes a mis ojos, para que yo, gobernada por la acuática luna, dé abundantes lágrimas que inunden el mundo! ¡Ay mi marido, mi querido señor, Eduardo!

Hijos: ¡Ay nuestro padre, nuestro querido señor, Clarence!

Duquesa: ¡Ay por los dos, míos los dos, Eduardo y Clarence!

Isabel: ¿Qué apoyo tenía yo si no Eduardo? Y ya no está.

Hijos: ¿Qué apoyo teníamos si no Clarence? Y ya no está.


Avatar mr_dkdnt

Mr_dkdnt el 06/02/2018

Hijo: Abuela, sí que podemos, pues mi buen tío Gloucester me dijo que el Rey, incitado a ello por la Reina, urdió acusaciones para aprisionarle: y mi tío lloró al decírmelo, y me compadeció, y me besó con bondad las mejillas: me pidió que confiara en él como en mi padre, y me dijo que me querría tanto como a su hijo.

Duquesa: ¡Ah, que el engaño se apropie de tan amables aspectos, y oculte el profundo vicio con máscara de virtud! Es mi hijo, sí, y ahí está mi vergüenza; pero él no mamó esa falsía de mis pechos.

Hijo: ¿Crees que mi tío fingía, abuela?

Duquesa: Sí, niño.

Hijo: No puedo imaginarlo. ¡Oís! ¿qué ruido es eso?

Entra la Reina Isabel, con el pelo en desorden; Rivers y Dorset la siguen.

Isabel: ¡Ah! ¿Quién me impedirá que gima y llore para imprecar contra mi suerte y atormentarme? Me uniré con la negra desesperación contra mi alma, y me haré enemiga de mi misma.

Duquesa: ¿Qué significa esa escena de violenta agitación?

Isabel: Es para señalar una violencia trágica: ¡Eduardo, mi señor, tu hijo, nuestro Rey, ha muerto! ¿Por qué crecen las ramas cuando no hay raíz? ¿Por qué no se marchitan las hojas si les falta savia? Si queréis vivir, lamentaos; si queréis morir, acabad pronto, para que vuestras almas, con veloces alas, alcancen la del Rey; o, como súbditos obedientes, le sigáis a su nuevo reino de perpetuo descanso.


Avatar mr_dkdnt

Mr_dkdnt el 06/02/2018

Entra la anciana duquesa de York, con Eduardo y Margaret Plantagenet, hijo e hija de Clarence.

Hijo: Abuelita, dinos, ¿ha muerto nuestro padre?

Duquesa: no, niño.

Hija: ¿Por qué lloras tantas veces y te golpeas el pecho, y gritas "Ah, Clarence, mi desdichado hijo"?

Hijo: ¡Por qué nos miras tanto, moviendo la cabeza, y nos llamas huérfanos, desgraciados, proscritos, si está vivo nuestro noble padre?

Duquesa: Mis lindos nietos, me entendéis mal los dos: lamento la enfermedad del Rey, porque me duele perderle, no la muerte de vuestro padre: sería tristeza perdida gemir por quien está perdido.

Hijo: Entonces, abuela, afirmas que ha muerto. Mi tío el Rey es quien tiene la culpa: Dios le vengará, y yo lo importunaré con afanosas oraciones para que lo haga.

Hija: Y yo también.

Duquesa: ¡Callad, hijos, callad! El Rey os quiere mucho. Inocentes. Ignorantes y sencillos, no podéis adivinar quién causó la muerte de vuestro padre.





Flash de mr_dkdnt

  • zorra_supremaa


Tag - Food
Cargando...